lunes, 5 de marzo de 2007

Una sencilla receta realizada con la planta sábila, preparada por un sacerdote franciscano, que no se opone a revelarla, causa revuelo en las montañas de Judea. "No es un milagro, tú puedes curar el cáncer y otras enfermedades".